Un examen al año ayuda a prevenir las enfermedades

Principales problemas que se desarrollan en la próstata después de los 40

Entre los problemas de salud que se presentan durante la tercera edad, se encuentran los relacionados con la próstata. Esta, es una glándula del tamaño de una nuez que forma parte del sistema reproductor del hombre, se ubica justo debajo de la vejiga, rodea la uretra (conducto por el que pasa la orina) y está involucrado en el proceso de formación del fluido seminal.

Según la Sociedad Chilena de Urología, la próstata tiende a aumentar su tamaño con la edad, causando problemas en la orina y la eyaculación debido a la presión que esta ejerce sobre la uretra.

Existen tres afectaciones de la próstata muy comunes en los hombres de la tercera edad. Una visita al urólogo una vez al año, facilita la detección temprana de estas enfermedades y la aplicación de los tratamientos correspondientes.

Prostatitis: consiste en la inflamación de la próstata producto de una infección bacteriana. Existen varios tipos: Prostatitis Bacteriana Aguda, Prostatitis Bacteriana Crónica, Síndrome de Dolor Pelviano Crónico y Prostatitis Inflamatoria Asintomática.

Si se presentan algunos de los siguientes síntomas, no debe dudar en visitar a su urólogo de confianza para realizar las evaluaciones pertinentes.

  • Ganas frecuentes de orinar
  • Ardor y molestia al orinar
  • Fiebre alta y escalofríos
  • Dolor pelviano
  • Presión o dolor en el recto
  • Palpitación genital y rectal
  • Eyaculación dolorosa

Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP): no es cancerosa ni está relacionada con la aparición del cáncer de próstata. Consiste en el agrandamiento progresivo de la próstata debido a los cambios hormonales producidos por el envejecimiento.

La HBP es una afectación muy común en los hombres mayores de 40 años y sus síntomas se presentan paulatinamente a medida que avanza la edad. Algunos de los síntomas que indican que está padeciendo agrandamiento de próstata son:

  • Ganas frecuentes de orinar, sobre todo por las noches
  • Problemas para iniciar el flujo de la orina
  • Pérdida de la presión en el flujo de la orina
  • Goteo al culminar la micción
  • Sensación de descarga incompleta de la vejiga
  • Detenerse y continuar varias veces la micción

El tratamiento pera esta condición lo indica el especialista, según sea el caso. Aunque los síntomas sean leves, es importante visitar a su urólogo periódicamente puesto que la HBP, podría originar en algunas ocasiones: una vejiga débil, un reflujo de orina que cause infecciones de la vejiga o de riñón, un bloqueo completo del flujo de orina e insuficiencia renal.

Cáncer de próstata: Es el cáncer más común en hombres. Se desarrolla de forma muy lenta y por lo general presenta síntomas cuando la enfermedad está ya muy avanzada. Suele hacer metástasis a otras partes del cuerpo.

Los síntomas que presenta esta patología, son muy parecidos a lo de la hiperplasia de próstata, pero además se presenta:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Eyaculación dolorosa
  • Dolor molesto en la espalda, en las caderas o en la pelvis

La edad, los antecedentes familiares, la raza y la alimentación; son factores que incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Si es mayor de 50 años, si posee parientes directos que hayan sufrido cáncer de próstata, si es afrodescendiente y si mantiene una dieta rica en grasas, usted es más propenso a padecer esta enfermedad.

Más allá de los tabúes culturales, el control urológico debe ser una prioridad en los adultos mayores. El examen digital rectal (tacto rectal) y el Análisis de PSA (antígeno prostático específico), permiten a su doctor detectar las anomalías que podría estar presentando su próstata y posterior a ello aplicar los procedimientos correspondientes para mejorar su salud y su calidad de vida.

Deja una respuesta

2 × 2 =