hidratacion en dias frios

¿Por qué no se debe descuidar la hidratación en los días fríos?

En los días calurosos es muy común que las personas cuiden su hidratación debido a las demandas de líquido del organismo incentivado por las altas temperaturas, sin embargo en invierno, la falta de calor no genera sensación de sed en la personas y a causa de esto no se ingieren muchas cantidades de agua.

Lo que muchos desconocen es que en los climas fríos es tan necesaria la ingesta de agua como en los días de calor. Según indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, se debe ingerir diariamente alrededor de 2 litros de agua, esta es la cantidad necesaria para el correcto funcionamiento del organismo.

No ingerir la cantidad saludable de líquidos causa por lo general deshidratación, un cuadro especialmente peligroso para los adultos mayores. La Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile señala que el proceso del envejecimiento se asocia con diversos cambios fisiológicos que pueden afectar la capacidad de mantener el balance hídrico, en este sentido, la disminución en la ingesta de líquidos en los ancianos, provocan repercusiones más relevantes en el organismo.

Importancia del consumo de líquidos

Algunas patologías crónicas, tratamientos farmacológicos, la disminución en la sensación de sed y el miedo a la incontinencia son algunos factores que provocan disminución en la ingesta de agua en adultos mayores, sin embargo este importante líquido no solo es importante para saciar la sed, sino que además es responsable de regular la temperatura del cuerpo, aporta al funcionamiento de las células, transporta los nutrientes, lubrica los tejidos y las articulaciones, mejora la digestión y elimina los desechos del organismo.

Debido al papel fundamental del agua en el funcionamiento del cuerpo humano, incluso en climas fríos en los que la necesidad de sed disminuye, es importante mantener la ingesta de líquidos, porque además esto contribuye a la prevención de los refriados.

Los peligros de la deshidratación

Los cambios fisiológicos atribuidos a la vejez, facilitan la deshidratación, entre ellos la disminución del agua corporal, la deficiencia en la capacidad de filtración de los riñones y los problemas de deglución.

Esta condición es una de las principales causas de hospitalización de adultos mayores y en muchas ocasiones llega a causar la muerte.

Una persona en condición de deshidratación suele experimentar menor concentración, problemas de memoria, bajo rendimiento físico e intelectual, mareos, dolores de cabeza y musculares, calambres, estreñimiento, sequedad en las mucosas y aumento repentino de la sed.

¿Cómo mantenerse hidratado en invierno?

Los alimentos contienen una cantidad importante de agua, en especial las frutas y verduras, por ende es muy recomendable incluirlos en la dieta diaria, por supuesto se debe ingerir por lo menos dos litros de agua diariamente, para facilitar y amenizar la ingesta líquidos también puede ingerir caldos, gelatinas, zumos de frutas y bebidas calientes como te y café.

Deja una respuesta

doce − nueve =