vitamina-d-para-los-huesos

Importancia de la vitamina D en la salud ósea y muscular del adulto mayor

La vitamina D es un micronutriente esencial para la eficiente absorción de calcio en huesos y dientes, además, interviene en el fortalecimiento del sistema inmunológico lo que ayuda a mantener al organismo libre de infecciones.

Esta sustancia es muy importante para las personas en todas las etapas de la vida, sin embargo, la deficiencia de vitamina D en la tercera edad acarrea importantes consecuencias en la salud.

La Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, destaca que cerca de un 100% de los adultos mayores que han sufrido diferentes tipos de fracturas, tienen deficiencia de vitamina D.

No contar con el suficiente suministro de vitamina D en esta etapa, incide en el desarrollo de la osteoporosis, una enfermedad propia del adulto mayor que consiste en la descalcificación de los huesos causando riesgo de fractura y con ello disminución de la calidad de vida.

La salud de los huesos y la vitamina D se relacionan porque este nutriente facilita el metabolismo óseo del calcio. El micronutriente es procesado por el hígado y los riñones permitiendo una mejor absorción de calcio en los huesos y en consecuencia habrá mayor fortaleza asea.

Del mismo modo, la falta de esta sustancia se asocia a la pérdida de fuerza y debilidad muscular pues, la vitamina D ejerce participación en la captación de proteínas y la formación muscular.

Por tal sentido, con los fines de reducir el riesgo de discapacidad en los adultos mayores y garantizar una vejez activa es importante medir los niveles de vitamina D en nuestra población adulta.

¿De dónde se obtiene esta vitamina?

La principal forma de que nuestro cuerpo absorba este preciado micronutriente es a través de la luz solar, la piel recibe la vitamina D de los rayos ultravioleta y el organismo se encarga de procesar la cantidad que necesita.

Algunos alimentos también proveen la sustancia aunque en menor cantidad debido a que son muy pocos los que contienen  este tipo de vitamina, entre ellos se encuentran, los pescados grasos (salmón, atún, sardinas, etc), alimentos de origen lácteo, huevos y algunos cereales fortificados.

La vitamina D también está disponible en suplementos farmacológicos que proporcionan la cantidad diaria requerida por el organismo. Es importante consultar con su médico tratante quien cuantas unidades de vitamina D necesita.

¿Qué causa deficiencia de vitamina D en el adulto mayor?

  •  Menor exposición a los rayos del sol.
  • Deficiencia en la absorción cutánea.
  • Problemas del hígado o los riñones para transformar la vitamina D.
  • No ingierir suficiente vitamina D en sus alimentos.
Deja una respuesta

16 + trece =