Un cuidado a tiempo mejora la calidad de vida de los abuelos

Impacto de la medicina preventiva en la calidad de vida del adulto mayor

El muy conocido dicho “es mejor prevenir que lamentar”, no está muy alejado de la realidad, sobre todo en materia de salud y calidad de vida de nuestros adultos mayores. El envejecimiento trae consigo diversas enfermedades que pueden resultar incapacitantes durante la tercera edad.

Para prevenir, retrasar o atacar a tiempo enfermedades que crean dependencia en nuestra población adulta es importante el uso de la medicina preventiva.

El Manual de Aplicación del Examen de Medicina Preventiva del Adulto Mayor, publicado por el Minsal, sostiene que existen hoy día claras evidencias que las acciones realizadas oportunamente por el equipo de salud, con continuidad en el tiempo, tienen un efecto que impide la instalación de ladiscapacidad, o retarda esta instalación.

Ante el envejecimiento poblacional que se vive en Chile, es importante aplicar hábitos de higiene y salud que impidan el desarrollo y aparición de enfermedades.

Las consultas médicas preventivas constituyen un factor importante para la anticipación a ciertas patologías que afectan la independencia y movilidad. Realizar chequeos continuos con su médico de cabecera aporta a la identificación de factores de riesgo en el individuo.

Monitorear periódicamente la tensión arterial, la nutrición, la glucosa, la glicemia, el colesterol, la salud bucal, patologías urológicas y ginecológicas, la densidad de los huesos, la vista, la audición, la resistencia física, entre otros; es una forma de evitar complicaciones graves.

Asimismo, adoptar hábitos como una alimentación balanceada, realizar actividad física, sostener actividades sociales, mantener una buena higiene y abandonar prácticas tóxicas como fumar e ingerir bebidas alcohólicas, evita o retrasa en gran manera la aparición de diversos padecimientos propios de la vejez.

La aplicación de un esquema de vacunas que incluya la antiinfluenza, la antineumocócica, contra el hérpes zóster y la hepatitis B, también es una medida preventiva muy recomendada.

Dado que la expectativa de vida en Chile se ha incrementado en los últimos años, es importante que las personas se preparen para una vejez sana con un alto nivel de calidad de vida. Adoptar la medicina preventiva es una opción muy viable para alcanzar esta meta.

Deja una respuesta

dos × 1 =