con la adultez se cambia los patrones de sueño

Hipersomnia, una alteración del sueño asociada a la tercera edad

Los patrones de sueño de una persona van cambiando con el paso de los años, específicamente durante la tercera edad se presentan algunas alteraciones del sueño que afectan directamente, el desempeño de las actividades diarias de quienes las padecen. 

La doctora Paola Fuentes, especialista adjunta a la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, asegura que los ancianos con alteraciones del sueño son más propensos a desarrollar enfermedades como la hipertensión, la depresión, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, asimismo, quienes padecen este tipo de enfermedades tienen más riesgo de desarrollar trastornos en el sueño. 

La hipersomnia, por ejemplo, es una de las afectaciones más comunes en el adulto mayor y consiste en el sueño excesivo durante el día en un período superior a un mes, sin ninguna causa que lo justifique. 

Una persona con este tipo de trastorno, desarrolla una serie de molestias que perturban el normal desenvolvimiento en los ámbitos social, laboral y familiar. Algunas de las transformaciones que causan la hipersomnia son: 

  • Menor rendimiento intelectual  
  • Problemas de concentración y memoria  
  • Irritabilidad 
  • Sueño excesivo incluso tras haber dormido 

La cantidad y calidad de sueño se ve afectada en la tercera edad como parte de los procesos normales del envejecimiento, la fatiga y la falta de sueño reparador, son la principal causa de hipersomnia. 

Si presenta síntomas relacionados con la alteración del sueño, lo más recomendable es que acuda a su médico tratante y este indicará el tratamiento correspondiente tras evaluar si no existen otros problemas que puedan estar causando la somnolencia como: depresión, demencia, anemia, algún tipo de cáncer, la ingesta de algún medicamento u otras. 

Deja una respuesta

19 − trece =