ropa y calzado adulto mayor

Factores a tomar en cuenta al momento de escoger las prendas de vestir

Las personas durante la tercera edad deben tener cuidados especiales en temas como la alimentación, la actividad física, los controles médicos, sin embargo, otros factores como la ropa y el calzado que utilizan nuestros abuelos, no reciben una atención adecuada.

Al llegar a la tercera edad las capacidades físicas disminuyen a causa del desgaste natural del cuerpo, una piel más sensible, problemas de circulación, alteraciones en la marcha y dolencias; son algunos de los cambios que llegan a experimentar los adultos mayores.

Para garantizar una mayor comodidad y calidad de vida es necesario tomar algunas previsiones a la hora de escoger la ropa y el calzado.

Es importante tener en cuenta los elementos adecuados a la capacidad funcional de la persona, saber el tipo de ropa que se adapte a las nuevas necesidades, evitará incluso, algunas molestias y alteraciones.

Especialistas del Instituto de Dermatología Integral de Madrid, recomiendan el uso de ropa fabricada con tejidos naturales como el algodón, sobre todo aquellas personas con piel sensible, sostienen que se debe evitar el uso de fibras sintéticas porque son poco traspirables y retienen humedad.

Algunos consejos para escoger la ropa que le favorece

Telas de algodón: como explican los expertos, la ropa de algodón además de ser suave y cómoda, también previene la transpiración porque absorbe la humedad corporal, conserva la temperatura del cuerpo y no irrita la piel que en esta etapa es mucho más sensible.

Ropa holgada: este tipo de vestimenta permite que el aire pase por todo el cuerpo y facilita la movilidad. Usar ropa ajustada causa complicaciones como hernias, várices, retención de líquidos y problemas en la circulación sanguínea.

Velcros y elástico: para mantener la autonomía al momento de vestirse, se recomiendan las prendas que puedan quitarse y ponerse fácilmente; para ello evite ropa con cierres, broches o botones y sustitúyala por atuendos con velcro o pantalones con elástico.

Por otro lado, el calzado también es una pieza fundamental para un andar confortable. Fisioterapeutas del Servicio Geriátrico de Barcelona, España, indican que los zapatos del adulto mayor deben ir adaptados a sus necesidades. Deben ser fácil de poner, que respete la forma de cada pie y que facilite la marcha, de esta forma se evitan caídas, malformaciones y dolencias.

Algunas características que debe tener el calzado

  • Calzado ancho una talla más grande puede ofrecer comodidad y prevenir problemas de circulación.
  • Suela antideslizante con mayor agarre para prevenir caídas y brindar seguridad al andar
  • Evitar agujetas pueden ser ajustables, esto evita tener que detenerse cada cierto tiempo a atar las agujetas o necesitar ayuda constante para hacerlo.
  • Ligeros los zapatos pesados suelen cansar más rápido.
  • Sin tacones para evitar mal formaciones y caídas.
  • Con buena sujeción para mayor estabilidad y comodidad.
  • Adecuados a la estación para mantener la temperatura corporal o evitar la humedad.
Deja una respuesta

4 × cuatro =