la piel es el órgano más grande del cuerpoi

Cuidados para prevenir enfermedades cutáneas en los abuelos

La apariencia de la piel es uno de los primeros indicadores que anuncian la llegada de la vejez, y es que al igual que el resto de los órganos del cuerpo experimenta deterioros que van más allá de las arrugas. A pesar de que las enfermedades cutáneas no suelen ser graves, los síntomas sí son molestos.

La piel naturalmente se debilita debido a los procesos normales propios del envejecimiento, además, la prolongada exposición al sol y al medio ambiente, lo que mayormente en los adultos mayores causa afectaciones cutáneas.

La doctora Rosa Mary Paredes, dermatóloga geriátrica y profesora de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), señala que debido a estas características especiales, las personas de la tercera edad, deben aplicar cuidados especiales como: baños cortos, con agua tibia y jabones especiales, evitando los frotes o fricciones sobre lo piel.

La especialista reitera en un documento publicado por la PUC, que los problemas dermatológicos en los mayores de 65 años, son generados por dos factores: el envejecimiento biológico (atribuido al pasar del tiempo) y el fotoenvejecimiento (por exposición crónica al sol).

Enfermedades cutáneas en el adulto mayor

Son muchos y diversos los problemas dermatológicos que pueden llegar a experimentar los adultos mayores. Entre ellos:

  • Dermatosis geriátricas (arrugas, prurito, xerodermia, escaras de decúbito, dermatitis y úlceras hipostáticas, púrpura senil, telangectasias faciales, lagos venosos, cambios ungueales, alopecia e hipertricosis y erupciones el consumo de medicamentos).
  • Enfermedades infecciosas (herpes zóster, micosis cutáneas, linfangitis estreptocócica y escabiosis).
  • Enfermedades ampollares
  • Tumores cutáneos

Cuidados apropiados de la piel

  • Mantener una alimentación balanceada y completa
  • Aplicar diariamente cremas humectantes
  • En verano usar dos o tres veces al día protector solar
  • Ingerir dos litros de agua al día
  • Baños cortos y sin fricciones
  • Usar jabones neutros
  • Ingerir dosis diarias de colágeno 
  • Visitar periódicamente su dermatólogo de confianza a fin detectar lesiones patológicas

 

Deja una respuesta

13 − 6 =