andador debe ser indicado por un medico

El uso del andador como ayuda técnica para la movilidad

Algunos adultos mayores padecen problemas de movilidad por diversas causas, entre ellas lesiones en las extremidades inferiores por caídas, falta de equilibrio, debilidad o por efectos de enfermedades como la artrosis.

El Ministerio de Salud de Chile (Minsal), destaca en su serie de guías clínicas que para las personas que superan los 65 años con alteraciones en la marcha se recomienda el uso de órtesis o ayudas técnicas. Estos, son elementos que corrigen o facilitan el desplazamiento proporcionando ahorro de energía y mayor seguridad.

El andador es una de las opciones cuyo uso permite la conservación de la autonomía en el desplazamiento de los ancianos con complicaciones que le impiden movilizarse por sí solos.

El andador o caminador es una estructura liviana pero resistente, con soportes y empuñaduras que facilitan el agarre y el soporte. Existen varios tipos de andadores que se adaptan a la necesidad específica de cada persona por ello es importante que el personal médico tras una serie de evaluaciones indiquen la ayuda técnica que más se adapte a la necesidad caso a caso.

Tipos

Andador fijo o simple: cuenta con un diseño básico que consta de cuatro patas unidas con tapones antideslizantes, se puede adaptar a la altura de quien lo usa y ofrece mayor estabilidad y soporte que un bastón.

Quien lo usa, debe poseer fuerza en sus extremidades superiores y requiere entrenamiento para iniciar su uso. Se debe levantar, dirigirlo hacia adelante, avanzar varios pasos y repetir la acción.

Andador con ruedas o de paseo: de estos en particular hay varios diseños que cuentan con dos tres o cuatro ruedas, asientos para reposar durante la marcha y cestas o bolsos para sostener compras o equipaje.

  • De dos ruedas: su diseño es similar al del andador simple, cuenta con dos ruedas en la parte frontal por lo que requiere menos esfuerzo físico, no está recomendado para exteriores. Para usarlo solo se debe levantar un poco las patas traseras y deslizarlo, no todas las personas pueden usar este tipo ayuda pues requiere de equilibrio y cálculo de cada movimiento.
  • De tres o cuatro ruedas: son más manejables pero requieren habilidad para maniobrarlas, demandan preparación previa a su uso.
Deja una respuesta

12 − 2 =