Las mascotas influyen positivamente en el bienestar integral del adulto mayor

Algunos factores como la soledad y la falta de actividad física repercuten de forma negativa en la salud y la vida social de nuestros adultos mayores.

Vivir solos por la partida de los hijos o la muerte de la pareja, la falta de actividades sociales ligado en muchas oportunidades a causa de la jubilación, la falta de actividad física por los malestares propios de enfermedades o el desánimo; son situaciones que pueden aislar al adulto mayor incrementando problemas de salud física, mental, emocional, social y hasta en lo económico.

La investigación “Midiendo los bene­ficios. Los animales de compañía y la salud de los Adultos Mayores”, de la Federación Internacional sobre el Envejecimiento, compara diversos estudios sobre los aportes de la tenencia de mascotas a la salud integral de los ancianos y establece un incremento en la calidad de vida en los adultos dueños de animales domésticos.

Los adultos mayores responsables de mascotas aumentan su actividad física, mejoran su estado de ánimo. Alimentarlas, cepillarlas, acariciarlas y sacarlas de paseo son una excelente terapia para lograr mantener una vida independiente y libre de estrés.

Aportes de la tenencia de mascotas en la tercera edad

En lo físico: convivir con mascotas (en especial perros), aumenta la posibilidad de alcanzar el nivel de actividad física recomendado para el adulto mayor. Salir a pasear a su animal cuenta como un ejercicio diario, esta práctica otorga múltiples beneficios a la salud ya que mejora el funcionamiento del corazón, pulmones, circulación, músculos, articulaciones.

En lo emocional: las mascotas mejoran el ánimo, son una excelente compañía y su presencia mantiene a raya problemas de autoestima o depresión. Las atenciones y cuidados que los animales de compañía requieren, mantiene a la persona ocupada lo que evita que se sumerja en recuerdos o pensamientos dolorosos.

En lo social: los animales domésticos ayudan a incrementar las relaciones sociales ya que proporcionan temas de conversación con otras personas con mascotas de la misma especie. Las mascotas crean un sentido de comunidad y pertenencia en los espacios abiertos.

En lo económico: dados los beneficios en la salud que otorgan las mascotas a sus dueños mayores, la visita a los servicios médicos disminuyen lo que representa un ahorro significativo de las finanzas.

Los animales más comunes en los hogares son los perros y los gatos pero los peces y las aves también son una buena opción.

Deja una respuesta

3 × 1 =